EL PRESIDENTE, COMO CUALQUIER FUNCIONARIO PÚBLICO, DEBE ABSTENERSE DE OPINAR PÚBLICAMENTE EN MATERIAL ELECTORAL

29.04.2021

-CMDH respalda la autonomía de las sentencias en el TEPJF
-El respeto a la constitución y a las leyes no es una graciosa concesión, fortalece los derechos políticos de todos.

Para la Comisión Mexicana de Derechos Humanos A.C. (CMDH), organización pionera de la observación electoral en el país, el titular del poder ejecutivo debe acatar las leyes y la resolución del INE respecto de la veda electoral, y por lo tanto, no opinar a acerca de temas electorales o con tintes políticos que apoyen las causas específicas de su partido, o en contra de otros, ya que esto es una violación directa a las reglas del desarrollo del Proceso Electoral, aclarando que dichas resoluciones del TEPJF no pueden ser un golpe a la democracia, por el contrario, la fortalecen.

La figura presidencial no debe dar opiniones electorales públicamente, de manera subjetiva o claramente beneficiando a su partido político, ya que su voz es la del Presidente Constitucional y no la de un líder partidista. Está por demás decir que esta figura puede ser tomada como punto de referencia para la toma de decisiones que realizará la ciudadanía y sus comentarios afectan a los competidores involucrados en las Elecciones 2021.El actual presidente se quejó en el 2006 de las opiniones de Vicente Fox, entonces titular del ejecutivo.

Saludamos la confirmación de la Sala Superior, que aprobó por mayoría de votos, el acuerdo del Instituto Nacional Electoral (INE) por el que ordena retirar las candidaturas que no presentaron informes de gastos de precampaña. Por otra parte, nos parece de la mayor relevancia que el Tribunal haya resuelto, por unanimidad de votos, confirmar el acuerdo del INE en el que se establece el mecanismo para la asignación de las diputaciones por el principio de representación proporcional, a efecto de evitar prácticas anticonstitucionales que favorezcan la sobrerrepresentación partidista en la Cámara baja.

Estas acciones dan certeza de la autonomía del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, cumpliendo así la Constitución y el Estado de Derecho en nuestro país.

La CMDH hace un enérgico llamado a los funcionarios públicos, candidatos, partidos políticos y líderes partidistas a que se conduzcan con decoro y respeten las reglas electorales. El hacer caso omiso a estas recomendaciones es una gravísima falta a los derechos político-electorales de la ciudadanía mexicana y vulnera el Estado de Derecho de nuestro país, además de configurar delitos ya considerados graves.