CMDH SE UNE A LAS PETICIONES DE JUSTICIA EN NUESTRO PAÍS

08.09.2020

La actitud negligente, burócrata e insensible que la nueva administración de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos encabezada por Rosario Piedra Ibarra, más el oportunismo activista de los "colectivos" feministas han dado como resultado una formula explosiva que está poniendo en riesgo los trabajos que el organismo debe realizar e incluso, la propia permanencia de este instituto que ha sido fundamental en la defensa y promoción de los derechos humanos en México.

Nos parece absurdo que la CNDH, constituida como máxima defensoría de los mexicanos, este sumido en unos cuantos meses de la nueva administración en el descrédito y violencia que ha protagonizado en días recientes por haberla convertido en una oficina de "oficialía de partes"

Es claro que debe haber cambios substanciales que van más allá de la renuncia de Rosario Piedra quien no está a la altura del cargo ni de los retos que enfrenta su encomienda. La CNDH debe retomar su vocación de promoción y defensa de los derechos y la dignidad de la persona humana.

Hacemos un llamado urgente a los legisladores y políticos de todos los partidos y corrientes para atender de manera urgente los conflictos detonados en la CNDH antes de que la violencia derrumbe lo construido por tantos años.