CMDH PROMOVERÁ AMPAROS CONTRA LA LEY QUE PIDE LOS DATOS BIOMÉTRICOS

20.04.2021

-La CMDH hace evidente la continuidad de la represión en Cuba.

La Comisión Mexicana de Derechos Humanos promoverá que los usuarios de telefonía celular se amparen ante la inconstitucionalidad y violación a los derechos individuales que representa la obligación de dar sus datos biométricos para crear el Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil según lo estableció la reforma a la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión promovida por el grupo parlamentario de Morena, aseguró René Bolio presidente del organismo.

En conferencia de prensa el Mtro. René Bolio mencionó que el Gobierno primero buscó obtener esta información a través del Instituto Nacional Electoral (INE), pero al tener una respuesta negativa por parte del organismo, ahora quiere tener nuestra información a través del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) el cual no goza de regulación y por ende el Gobierno puede tener libre acceso.

El especialista en derechos humanos, René Bolio, señaló que estas acciones solo se dan en regímenes totalitarios que buscan el control de la población y la utilización de estos datos para fines políticos, lo cual es un hecho grave que atenta contra los derechos humanos a la privacidad e identidad, pudiendo ser usados para violentar los derechos político-electorales de la ciudadanía ya que en ningún país verdaderamente democrático existen este tipo de legislaciones.

René Bolio aseguró que en el organismo a su cargo impulsará que la ciudadanía comience a informarse sobre los mecanismos para ampararse ante esta medida, pues, aunque podrá tardar tiempo para que se comience a implementar, ya desde el pasado 17 de abril entró en vigor y la autoridad podrá buscar mecanismos de presión para hacerla efectiva.

La CMDH publicará el formato de amparo en la página de la CMDH www.cmdhac.org.mx al cual podrá acceder cualquier ciudadano interesado.

CUBA CAMBIA DE ROSTRO NO DE MAÑAS
En el ámbito internacional, René Bolio hizo un breve análisis del evento realizado el pasado fin de semana en CUBA, calificando como cosméticos los cambios realizados en el marco del 8° Congreso del Partido Comunista de Cuba, con la renuncia de Raúl Castro a la Secretaría General del partido y el nombramiento de Miguel Díaz-Canel -actual presidente del gobierno-, en el cargo, lo cual significa la concentración del poder como fue en la época dorada del castrismo.

A seis años de la muerte de Fidel Castro, los cambios en la Isla no aparecen, ni la prometida reforma económica que muchos cubanos exigen, tampoco el respeto a los derechos humanos. En los momentos que se realizaba el evento político todos los activistas, reporteros, y opositores fueron rodeados por policía en sus domicilios, sin órdenes judiciales, y se les cortó el servicio telefónico y de internet.